Carta de los reyes magos a los niños

Carta de los reyes magos a los niños

 

Carta de los Reyes Magos a Miguel

La historia de los reyes magos es por todos conocida, pero pocos saben que a veces dejan una carta de los reyes magos a los niños ; para aquellos que se han portado especialmente bien. Esta es la historia de Miguel y de como un niño que recibió esa carta.

Se acercaba ya la mágica fecha navideña en la cual los reyes magos recorren el mundo repartiendo regalos. Miguel, un niño de 8 años, esperaba ansioso la hora de irse a la cama para ver si al día siguiente, con el amanecer, los regalos que había pedido para él, sus padres y su hermana pequeña, aparecían bajo el árbol.

Como su padre le había contado ya muchas veces, cada 5 de Enero por la noche los reyes magos salían de sus palacios en el lejano oriente y repartían regalos entre los niños; eso si, solo aquellos que se hubiesen portado bien todo el año conseguirían que los reyes magos prestasen más atención a sus peticiones. Como también le habían contado; la mejor forma de comunicarse con las majestades de oriente era a través de la carta de los reyes magos; una carta especial que tras ser entregada a uno de los pajes personales de sus majestades de oriente, llegaba al final a manos del rey mago favorito del niño para que este pudiese leerla atentamente y ver que regalos se merecía.

La carta de los reyes magos de este año la había escrito el propio Miguel, y por lo bien que había quedado, esperaba que al despertar el día 6 todo estuviese como lo había imaginado. Además, al ir a entregarle la carta al paje real, este le había dicho que sus majestades dejaban una carta de los reyes magos a los niños que se habían portado especialmente bien ese año; como detalle por ser tan buenos y haberles dejado leche y galletas bajo el árbol para ellos y sus camellos.

Cuando Miguel terminó de cenar fue corriendo a la cama y animo a sus padres a hacer lo mismo, pero estos primero debían de acostar a su hermana.

-¡Vamos papá, que si estamos despiertos los reyes no van a venir!-dijo al ver que sus padres se habían puesto a hablar en el pasillo.

Una vez todo el mundo se había ido a la cama , Miguel cerro los ojos con fuerza intentando dormirse rápido entre que pensaba en las ganas que tenía de recibir esa carta de los reyes magos a los niños que se habían portado bien, y así decirles luego a sus padres que no era tan «trasto» como pensaban.

carta de los reyes magos a los niños

A la mañana siguiente, Miguel salto de su cama. Al llegar junto a sus regalos y el plato de galletas vacío, le esperaba un sobre. Miguel sabía que tenía que ser la carta de los reyes magos a los niños que se portaban bien. Este lo cogió y fue a donde sus padres.

-¡Mirad! es la carta de los reyes magos a los niños que se han portado bien, habra que desayunar algo especial hoy para celebrarlo, ¿no? – dijo a sus padres entre que estos aun se desperezaban.

Tras abrir los regalos vieron que todo lo que había pedido Miguel en la carta a los reyes magos estaba ahí, así que satisfecho por lograr que sus majestades de oriente le hiciesen caso, se levanto y fue el mismo a preparar el desayuno para su familia y deseoso que llegara el año que viene para volver a escribir la carta y que sus majestades le contestaran.

¡Anímate! Escribe tu propio Cuento, Historia o Carta de los Reyes Magos. Nosotros te la publicamos ¡Gratis!

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *