Recibe la auténtica carta de los Reyes Magos


Los Reyes Magos incrementan su magia y responden a la carta de tu hijo.

Diviértete con tu hijo contándole a nuestro paje Bartolomé todo sobre él y espera la respuesta de los Reyes Magos.


Así es la carta mágica de los Reyes Magos


La Navidad es magia para todos, por las vueltas a casa, las luces y decoraciones extravagantes, los villancicos, los abrazos apretados, las visitas al pueblo, los atracones a gambas, el Suchard y los brindis por la vida.

Pero sin duda, lo que realmente hace especial la Navidad, es la ilusión con que la viven los más pequeños y que todos compartimos con ellos al verlos tan felices.

Escriben su carta emocionados allá por Noviembre y esperan a la mañana de día 6 de enero como agua de Mayo. Se levantan ansiosos por comprobar si los Reyes han hecho su trabajo y les han dejado todo lo que pedían.

La inocencia de los niños es un bien preciado que debería conservarse por mucho tiempo, y la visita de los Reyes Magos es uno de los momentos del año más especial para ellos y un reto para los papás para que todo salga perfecto. Por eso vamos a ayudarte a que este año tu hijo viva la visita de los Reyes de forma muy especial y que la experiencia sea más mágica y real que nunca.

Escribe la carta con tu hijo y recibe una respuesta de los Reyes Magos

Escribe la carta con tu pequeño, contándole al paje Bartolomé cómo se ha portado durante el año, las buenas acciones llevadas a cabo por él o ella, haced la lista de los regalos que le gustaría recibir o dónde quiere que sean depositados sus regalos; haz que tu pequeño haga uso de su imaginación y se deje llevar por la magia de la Navidad.

Todos los que tenemos hijos conocemos esa sonrisa infinita al despertar el día 6 de enero y la satisfacción que esto supone para nosotros, que llevamos semanas preparando el momento para que todo salga perfecto ¿Te imaginas la reacción de tu pequeño al recibir la respuesta de Sus Majestades?

No podrá creer lo que está viendo, cuando comience a leer la carta sus regalos adquirirán más valor aún y se sentirá el niño más afortunado del mundo.

Una carta que llega, nada más y nada menos, que del más lejano Oriente. Melchor, Gaspar y Baltasar sabrán perfectamente que tienen que decir a tu pequeño, ¡la magia ha llegado a casa!